sábado, 12 de diciembre de 2009

Normativas en la Escuela Secundaria

Instituto Superior de Formación Docente Nº 129
Profesorado de Ciencias Sociales.
Profesora: Liliana Ponce
Materia: Perspectiva Sociopolítica
Proyecto de Investigación: Sujetos, Sujeción y Subjetivación. Políticas de Inclusión y Construcción de Ciudadanía en la escuela secundaria.
Distrito: Junín
Fecha: 06/11/09


Integrantes del grupo de investigación:
Cintia Lezcano, Ezequiel Espinosa, Daniel Herro
Mariano Peralta, Enzo D'Angelo, Luis Quiroga
Roberto Rassi, Facundo Roldán, Carlos González

Introducción:

La disciplina en la escuela

Según Durkheim, los padres son los primeros que el niño ve como un objeto de autoridad y respeto. En el seno de la familia existen normas de convivencia, es decir, la educación familiar es una primera excelente preparación para la vida moral, es por eso que cuando el niño ingresa a la escuela tiene un conocimiento sobre algunas de las normas. Hay un sistema de reglas en la escuela que condicionan a la conducta del alumno.
Las normas de las clases no se pueden doblegar o darse con la misma flexibilidad como aquellas de la familia que se acomodaban a toda clase circunstancias. No pueden acomodarse a los temperamentos personales. Estas normas son diferentes: corresponden más a la razón y menos a los sentimiento, requieren más esfuerzo y mayor aplicación.
Es por eso que el niño aprende através de las reglas escolares a conocer y a respetar las normas en general, aprende a desarrollar el hábito de autocontrol y restricción simplemente porque debería controlarse y reprimirse a sí mismo.
Cuando el niño no se siente controlado, esto lo hace impaciente ante cualquier freno y su conducta se muestra hasta incluso afuera de la clase ( este es el resultado de una conducta fallida ). Durkheim dice que la disciplina ha tendido a decaer por que indudablemente cuando uno examina las reglas de conducta que el maestro debe hacer cumplir, uno se inclina a juzgarla como inútiles y molestas.
El docente para hacer sentir su autoridad debe ser decidido, tener algún poder de determinación, debe hacer sentir su autoridad moral a la hora de hacer respetar las normas, el maestro por esto está obligado a manifestarla.
A través de las normas se llega a implementar el castigo escolar, el cual no debe ser solamente una amenaza que asegura la ejecución de una norma, sino una aspiración al orden tras la violación de las normas.
El castigo es una clase de contraofensa que vuelve sus cosas a su estado correspondiente. El mismo se aplica hacia un hecho de mala conducta del pasado.



Normativas de la escuela secundaria
Promoción

El alumno que al finalizar el año no hubiere alcanzado la acreditación en tres o más materias tendrá acceso a las siguientes opciones:

- cursar nuevamente el año
- acreditar áreas o materias ante la comisión evaluadora

Los alumnos que promovieron con materias pendientes deberán presentarse ante la comisión evaluadora en los turnos que determine el calendario de actividades docentes. El alumno que hubiere perdido su condición de regular (régimen de asistencia y puntualidad), deberá acreditar las materias ante la comisión evaluadora en el periodo de diciembre o marzo/febrero.

Las acreditaciones de aprendizaje correspondientes a educación física y educación artística, ante situaciones especiales se regirán por las pautas establecidas por la dirección técnica.


Evaluación, Calificación y Acreditación de los Alumnos en CONSTRUCCIÓN de CIUDADANÍA

Los fundamentos para la evaluación serán los prescriptos en el diseño curricular. Las calificaciones serán trimestrales o conceptuales. Se definirá a partir de la ponderación acordada entre el docente y el grupo de alumnos integrantes de un mismo proyecto. Se evaluará y calificará el desempeño grupal, que se consignará en los cuadernos, comunicados y asentados en un acta elaborada en el encuentro de evaluación, posteriormente se evaluará el desempeño individual.

Las calificaciones conceptuales serán:

a- (totalmente logrado)

b- (parcialmente logrado)

c- (no logrado aun)

En el caso de que el alumno no pudiera ser calificado en algún periodo por inasistencia, le corresponderá "sin calificar" (s/c). La acreditación de la materia Construcción de ciudadanía no es vinculante a la promoción ni debe quedar como materia pendiente de acreditación.


Evaluación, Calificación y Promoción de los Itinerarios Formativos

La acreditación corresponderá a cada módulo de itinerario formativo y se concretará considerando el desempeño del alumno en relación con las expectativas de logros formuladas por la jurisdicción. Las expectativas de logro serán dadas a conocerá los alumnos y a sus familias.
AI término de cada trimestre, los alumnos y sus familias recibirán la calificación correspondiente a cada trimestre. Las calificaciones serán registradas en los mismos instrumentos utilizados para las del resto de los espacios curriculares.

Acreditación:

Acreditarán los aprendizajes correspondientes a cada módulo del itinerario informativo, los alumnos que cumplan con los siguientes requisitos:

a) calificación final de siete o más

b) calificación en cada trimestre

c) Calificación de siete o más puntos en el tercer trimestre

d) 80% de asistencia

Período de Orientación: Los alumnos que no hubieran cumplido con los requisitos para la aprobación, deberán concurrir obligatoriamente a un período de orientación durante la última semana de clase.

Períodos de Evaluación ante la Comisión Evaluadora:
Existirán dos períodos de evaluación ante la comisión evaluadora.

A) primer período: a partir del último día de clase hasta el 30 de diciembre

B) segundo período; en febrero/marzo, para los alumnos que hubieran obtenido una calificación inferior a 4 puntos, o que no se hubieran presentado en el periodo de diciembre.

La comisión evaluadora estará integrada por dos docentes: el docente titular de la materia y otro que conozca la materia.

Promoción: transcurridos los períodos de evaluación mencionados, los alumnos serán promovidos al año siguiente del itinerario informativo, siempre que no tuvieren mas de un módulo pendiente de acreditación, con excepción de los alumnos que tienen acreditado el nivel polimodal, que podrán cursar tantos módulos como le permitan el régimen de correlatividades. Las correlatividades de módulos, serán establecidos por la Dirección Provincial de Educación Secundaria.

Normas de Asistencia y Puntualidad Itinerario Formativo.

Los alumnos matriculados en los itinerarios formativos están obligados a asistir a los mismos en los horarios comunicados a ellos y a sus familias. Se justificarán inasistencias por enfermedad mediante certificado médico o por razones de fuerza mayor con constancias extendidas por los padres o tutor. Los alumnos perderán la condición de regulares, si hubiera en más del 20 % de inasistencias anuales obligatorias. Cuando las inasistencias se hubieran producidos por enfermedad o por razones de fuerza mayor debidamente documentadas, el porcentaje de inasistencias se podrá extender hasta un 25%.


Marco conceptual para la elaboración de acuerdos institucionales de convivencia (A.I.C) para las escuelas de educación secundaria de gestión pública y privada.

Formado por tres grandes apartados, el primero propone la Constitución Subjetiva de los Jóvenes y Adolescentes, el segundo trata los Aspectos centrales de los Acuerdos Institucionales de Convivencia y el último la estructura que ha ser tomada en consideración al momento de organizar los A.I.C.

1- La Constitución Subjetiva de los Jóvenes y Adolescentes.
Una de las temáticas recurrentes en los relatos de los jóvenes es su relación con el mundo adulto. Incluyen tanto las relaciones de filiación (padres, hermanos) como la instituciones educativa. Una manera que permite profundizar la comprensión de los modos en que los adolescentes significan la relación con la ley y los adultos es el "doble juego" que distingue entre lo institucional como marco normativo-regulador y la encarnación normativa del docente.


2-Aspectos Centrales de los Acuerdos Institucionales de Convivencia.

-A-Perspectivas Generales para el abordaje de los Acuerdos Institucionales de Convivencia.

Los conceptos centrales de los A.I.C. (participación, convivencia, autoridad, normas,sanciones) pueden ser puestos en relación con tres dimensiones que atraviesan las instituciones educativas:

- La escuela secundaria como un espacio público
- La escuela secundaria como una organización con finalidad pedagógica, en la que se desarrollan procesos de enseñanza y de aprendizaje
-La escuela secundaria como espacio de relaciones vinculares, en el que interactúan "Sujetos de Derecho", tanto jóvenes como adultos


B-Algunos principios generales de los "Acuerdos institucionales de Convivencia": Propósitos referidos a la convivencia en la escuela secundaria y que pueden ser de utilidad al momento de trabajar institucionalmente en la definición o revisión de los A.I.C.

- garantizar la obligatoriedad del sistema
- respeto por las personas, tanto de los compañeros como de los adultos.

- La escuela, en tanto espacio público, que es de todos, debe ser respetada en su infraestructura, mobiliario y equipos

- Jóvenes y Adultos aportando a la convivencia escolar

- Evitar riesgos de discriminación

- Incluir a los jóvenes y adultos dentro de los A.I.C.

- Los A.I.C. deben reflejar una concepción amplia de la ciudadanía

- El conflicto como parte constitutiva de la realidad escolar

- Usos y tiempos del espacio escolar

- Separación y distinción entre violencia e indisciplina

- Regulaciones particulares

- Acuerdos aúlicos


3-Estructura propuesta para los AIC




Testimonios:

Se encuestaron a 114 estudiantes de segundo año de Nivel Polimodal y 22 estudiantes de segundo año de la E.S.B., de cuatro escuelas de la ciudad de Junín, en la provincia de Bs. As. A continuación se detallan los resultados obtenidos en las encuestas.

En el caso de las normas de convivencia; en los colegios Normal e Industrial, los mayores porcentajes en cuanto a que profesores dan a conocer las expectativas de logro, recaen en que solo “algunos” lo hacen. En cambio, para el colegio Comercial y el Nacional, la cuestión es más repartida entre alumnos que opinan que “todos” y “algunos” de los profesores dan a conocer estas expectativas.
Con respecto a las oportunidades de recuperar las notas, tanto en el colegio Comercial, Normal e Industrial, sus porcentajes coinciden en que, en su mayoría, solo “algunos” lo hacen. En cambio, en el colegio Nacional los porcentajes se equiparan entre “todos” y “algunos” de los profesores que otorgan esta posibilidad.
Desde el punto de vista de las reuniones realizadas con padres, en todas las instituciones, se los suele llamar por “problemas de conducta”. En menor medida se llaman a estos para “dar a conocer las notas” y para “participar en la cooperadora”. En el caso del colegio Nacional, el mayor porcentaje se encuentra en que se llama a reuniones para “dar a conocer las notas”.
Para los alumnos que se retiran de la institución sin permiso, en el colegio Comercial y Nacional, el porcentaje muestra que las “amonestaciones” son las más empleadas para sancionar. De manera distante se usan la “comunicación a los padres” o “llamadas de atención”. En correlación con los demás establecimientos, los colegios Industrial y Normal, presentan a las “amonestaciones” por encima, aunque en menor medida sobre los otros recursos.
Para la formación del código de Convivencia y sobre su conocimiento, podemos destacar que en su mayoría, para los colegios Industrial, Comercial y Normal conocen las “normas”, pero no participan en la creación del código. En cambio en el colegio Nacional, en su mayoría conocen las normas, pero para la creación del acuerdo de convivencia, los porcentajes se ven más equiparados entre quienes participan y quienes no.
En cuanto a la relación de los alumnos con los directivos, profesores y preceptores, en los colegios Comercial, Normal y Nacional los alumnos se sienten más escuchados por los “preceptores”, y en menor medida por “profesores”. En el colegio Industrial, se da la inversa, los “directivos” son los más elegidos.
Con respecto a las encuestas desarrolladas en base a la evaluación, las “pautas de evaluación” son conocidas en todas las instituciones, ya que dan los mayores porcentajes.
En relación a que tienen en cuenta los profesores para la formación de la nota, en su mayoría, las “pruebas escritas” son el instrumento más utilizado. En menos proporción se hallan la “exposición oral”, “trabajos prácticos” y “participación en clase”. Es para destacar que en el colegio Comercial el 12 % respondió que los profesores tienen en cuenta la “responsabilidad y el respeto”.
En vinculación con la asistencia a clases, los resultados obtenidos nos dicen que en su mayoría los alumnos “conocen las pautas” de asistencia que rigen cada establecimiento. En los casos en que los alumnos llegan tarde a clase, en los colegios Comercial, Normal y Nacional, respondieron que te “ponen media falta”. En cambio en el colegio Industrial, el porcentaje mayor es que “no se toman medidas”, seguidamente de que hay “profesores que te llaman la atención”. En cuanto a la justificación de inasistencias, en la mayoría de los alumnos “saben como hacerlo” en todas las instituciones.


Conclusión:

Mediante la información obtenida en las encuestas podremos formar una idea de la realidad educativa, la cual en relación con las normativas vigentes y el marco teórico presentan deficiencias múltiples.
Con respecto a la normativa de convivencia, se establece que, las expectativas de logro, serán dadas a conocer a los alumnos y familias, quienes se notificaran de las mismas como así también de las pautas que indica la resolución.
Esto en la realidad se muestra de una manera distorsionada, ya que en los colegios entrevistados, la mayoría de los alumnos contestaron que “algunos” profesores dan a conocer las expectativas de logro.
Con respecto a las oportunidades de recuperar las notas, se establece que “si el alumno obtuviese en el primero o segundo trimestre, una calificación inferior a siete; o no pudiera ser calificado n algún periodo por inasistencia justificada, el equipo directivo del establecimiento deberá convocar y/o acercarse a la familia/adulto a cargo, para ponerlos en conocimiento fehaciente de la situación pedagógica del mismo. Así mismo informara las propuestas diseñadas por las escuelas, para mejorar su rendimiento, requiriendo el compromiso familiar con ellos”. La realidad muestra que en algunas escuelas, solo algunos profesores tienen en cuenta esta norma, aunque también en otras instituciones lo hacen todos.
Para los alumnos que se retiran de la institución sin permiso, el porcentaje que se establece en la realidad, muestra que se castiga con amonestaciones, en general. Durkheim comenta que “el castigo debe ser usado en forma de prevención, para que no se comporte mal nuevamente, y para prevenir que los otros lo imiten”.
En las reuniones realizadas con los padres, en general, se llama a estos problemas de conducta, y muy pocas veces para dar a conocer la nota.
En cuanto a la formación del código de convivencia, y sobre su conocimiento, los alumnos conocen el código, y en su creación, no todos participan. En cambio en el marco conceptual para la elaboración de acuerdos institucionales de convivencia, en los propósitos establecidos, para trabajar institucionalmente en la definición o revisión del A.I.C, establece que se debe incluir a jóvenes y adultos dentro del acuerdo, y que estos deben reflejar una concepción amplia de la ciudadanía, con lo cual, todos los alumnos deberían intervenir en la creación del A.I.C.
Los alumnos en general, se sienten mas escuchado por los preceptores y directivos, y en menor medida por profesores. En relación a Durkheim, esto es similar a ciertos aspectos, ya que este comenta que “el maestro debe inspirar confianza mediante el respeto. El respeto debe ser templado con firmeza para que no degenere en groserías o rudeza”.
Con respecto a la evaluación y sus pautas, en la realidad se ve reflejado que, en su mayoría son dadas a conocer en todas las instituciones. Esto concuerda con la norma, porque se establece en ella que, “en todas las instancias de evaluación ante comisión, se evaluara el conjunto de expectativas de logro previstas para el año”.
En cuanto a, que tienen en cuenta los profesores para la formación de la nota, la normativa establece que, “en cada trimestre, el alumno deberá tener al menos tres calificaciones: una de ellas evaluación escrita, otra considerando el desempeño global del alumno, y la nota de los instrumentos que el profesor considere pertinente”. En la realidad, a través de las encuestas, se vio que los profesores respetan la norma, ya que estos utilizan estos mecanismos.
En vinculación con la asistencia la norma establece para el caso de inasistencia que, “el alumno que hubiese perdido su condición de regular, de acuerdo a pautas establecidas, deberá acreditar los espacios curriculares/módulos ante comisión evaluadora”. Junto a esto Durkheim comenta que, “el niño debe aprender respecto de las reglas, porque es su obligación”. En la realidad el alumno, comprende tal obligación, aunque en lo que respecta a docentes o directivos, solo algunos la ejercen y no todos sancionan.
De acuerdo con los objetivos estipulados, damos cuenta que mediante las encuestas realizadas, los alumnos son conciente de las normas, aunque no en su totalidad, ya que su relación con ellas, se encuentran en permanente estado propenso a transgredirse.
Por último pudimos observar, como conducta reiterada que las normas escritas, no mencionan la cuestión del respeto, ya que este viene inculcado desde la familia, y en la escuela se perfecciona.


Bibliografía:

- DURKHEIM, Emile “Lecciones de educación moral”, Free Press of Glencoe, N. York. 1969.

- Res. 3843-07 “DGCYE Nivel secundario – Modificación Res. 927-06”

- Res. 1709-09 “DGCYE Nivel secundario – Gobierno escolar”

- Res. 688-06 “DGCYE Nivel secundario – Régimen de Asistencia y Puntualidad”

- Res. 927-06 “DGCYE Nivel secundario – Pautas para la Calificación, Evaluación y Promoción”