lunes, 3 de octubre de 2011

CIENTO DIEZ AÑOS DE HISTORIA DEL SISTEMA EDUCATIVO ARGENTINO, por José Coronel y Laureano Costanzo, ISFD 129- Junín



El surgimiento del sistema educativo nacional y la Ley 1420



La organización del Sistema Educativo Nacional comenzó a delinearse en la Constitución de 1853, donde en su articulo 5º establecía que las provincias deben asegurar la educación primaria, establecía además que el Congreso tenia atribuciones de dictar planes de instrucción general y universitaria. Por instrucción general se entendía a un nivel medio no desarrollado, a penas una extensión de la enseñanza primaria o preparatoria para la universidad. De lo dicho resultan las discusiones entre Estado Nacional y el Interior, y entre los sectores tradicionalistas y modernos.




Ante la primera discusión entre el Estado Nacional y el Interior, surge luego de la Batalla de Caseros la postura de quienes querían una Nación políticamente centralizada en Bs. As. Y quienes defendían una distribución federal del poder. Otra importante discusión era entre Mitre y Sarmiento. Este ultimo propone que se diera prioridad a la generalización de la educción básica, mientras que Mitre propone que el sistema educativo apunte a educar a la clase dirigente



Estas posiciones no se encontraban enfrentadas, sino que se trataba de una cuestión de prioridades. Ambos querían un sistema educativo destinado a educar a una elite privilegiada y domínante.



Llegado el año 1880 y con el gobierno de Julio Roca, donde se pretendía sostener un modelo económico agro exportador y colocar al país en la senda del progreso (país oligárquico y dependiente) el estado realiza importantes reformas entre las cuales la educación laica en las escuelas nacionales tomo importancia, junto con el matrimonio civil. La modernización del estado quedo a mitad de camino porque no se llego a establecer una ley de divorcio como en otros países (por ejemplo Uruguay).



La concepción de modernización fue estética e intelectual. En los círculos políticos e intelectuales donde se defendían las ideas de Darwin, Haeckel y Spenser, y entusiasmaba la apología de la sociedad norteamericana. Se fundo la Sociedad Científica Argentina y el Circulo Medico Darwiniano, se escriben importantes publicaciones sobre el origen del hombre y crece la idea de superioridad, argumentando que el hombre había surgido en esta región.



Intelectuales que rodeaban a Roca como Paul Groussac, Eugenio Cambaceres, Miguel Cané, Lucio V. López, Julián Martel y Eduardo Wilde discutían los alcances del concepto de progreso, Roca estaba convencido de que el orden era la base del progreso, y los maestros, profesores y pedagogos creían que el progreso era un efecto de la educación.



El modelo educativo liberal se expande con gran magnitud por todo el mundo, y en 1884 se realiza la primera conferencia internacional de la educción en Londres.



En la Argentina se notaba una falta de legislación que unificara los protosistemas escolares creados por gobernadores y caudillos, y reglamentaran las relaciones entre la nación y las provincias en materia educativa.



Previo al Congreso Pedagógico existían dos importantes leyes, en 1871 se dicta la ley De Subvenciones Escolares que destinaba fondos del tesoro nacional para construir edificios para las escuelas publicas, adquirir mobiliario útiles y libros y pagar sueldos a profesores. Durante el gobierno de Nicolás Avellaneda, en 1875, se dicto la Ley de Educación Común de la Provincia de Bs. As. Que establecía la enseñanza primaria gratuita y obligatoria (ocho años para los varones y seis para las mujeres), el gobierno escolar a cargo de un Consejo General de Educación y un Director General de Escuelas, para lo que fue nombrado Sarmiento.



En la presidencia de Roca en el año 1881, este y su ministro de instrucción publica Manuel Pizarro, mediante un decreto firmado crean el Consejo Nacional Educación. Sarmiento fue su presidente y los vocales Miguel Navarro Viola, Alfredo Larroque, José Wilde y Alfredo Van Gelderen. Los vocales respondían a la jerarquía eclesiástica y provocan la renuncia de Sarmiento. Se acentúa a que el enfrentamiento entre la iglesia católica y los intelectuales laicos.



Entre las dos posiciones sobre como debía ser la educción (católica, intelectuales y políticos laicos) uno de los mayores punto de conflicto era la garantía constitucional de la libertad de cultos, así como la libertad de enseñar y de aprender. La iglesia quería ejercer el monopolio religioso y pedagógico.



La iglesia católica quería combatir al enemigo, que era el ateísmo, protestantismo, judaísmo, liberalismo, positivismo, anarquismo, racionalismo científico, socialismo. Los intelectuales y políticos laicos encarnaban todos esos males. Con la fundación del diario El Eco de Córdoba en 1862 el nacionalismo católico se posiciona en los medios de difusión, esto sumado a la destrucción de los mercados internos, la falta de actividad industrial, hacen que en la región del noroeste se profundice el nacionalismo católico.



En el litoral se desarrolla una mayor tolerancia cultural por las inmigraciones, la población de los colegios nacionales decreció a medida que se desarrollaban y diversificaban las posibilidades de trabajo. Mientras que en la Patagonia existió una fuerte presencia de la congregación de los salesianos que educaron para el trabajo y las actividades practicas En el noroeste la iglesia impulso una cultura memorística y libresca, y en el litoral la modernización en la organización social.



Cuando se organiza el congreso pedagógico de 1882, la iglesia sostuvo que debía llegarse a dictar una ley de educación de aplicación obligatoria a nivel nacional.



Sus planteos no fueron aceptados en el congreso y entonces su meta fue que se aplicara a la capital y a los territorios nacionales. Esta posición triunfo y las provincias quedaron abiertas a la participación directa de la iglesia en la enseñanza pública.



Entre los militantes intelectuales del catolicismo existían dos posturas, La Voz de la Iglesia es una publicación que expresaba a la jerarquía conservadora y La Unión es la publicación de los católicos liberales encabezados por Juan Manuel Estrada. La primera de estas posiciones se alineo con las posiciones oficiales de la iglesia. La encíclica Mirari Vos afirmaba la indisolubilidad de la unión entre la iglesia y el estado. La encíclica Quanta Cura reflejaba el pensamiento en contra del naturalismo y el liberalismo. El famoso Syllabus señalaba como enemigo principal al liberalismo pero no al socialismo, con el cual algunos grupos católicos lograban ciertas vinculaciones.





En el Congreso Pedagógico realizado en 1882 en Bs. As., los conservadores y liberales católicos coincidieron con los lineamientos del Syllabus, estableciendo que se dañaría el vínculo con Dios de establecerse la laicidad de la enseñanza.





Los encargados de ejecutar los planes generales de enseñanza eran en último término los municipios, quienes recaudarían y administrarían los fondos. La idea de municipio esta identificada al organismo que debía proveer educación común.





El centralismo porteño, los rastros del modelo rivadaviano y el afrancesamiento se notaron en algunos congresales del grupo liberal laico, en tanto otros insistían en la necesidad de un sistema mas parecido al que había entusiasmado a Sarmiento en los EEUU.





Miguel Navarro Viola (católico liberal) propuso que se creara un consejo general de educción encargado de administrar los fondos escolares. Destaco la necesidad de comunicación entre el consejo general y los consejos provinciales. Coincidió con la estrategia planteada por Sarmiento, aunque disintiendo con su laicismo.





La derrota de la posición católica anti estatista en 1880 no implico que la religión se restringiera totalmente al ámbito privado. Por el contrario, su presencia se manifestó en la escuela pública en el propio discurso escolar. En los escenarios de la lucha educacional de este periodo se construyeron las articulaciones mas profundas del discurso pedagógico que seria el dominante en la Argentina durante más de un siglo. El estatismo centralizador y laico que triunfo, lo hizo sobre posiciones más democráticas: la escuela seria neutral para dar cabida a todos los habitantes en esa época de inmigración, pero el estado nacional se proponía mantener un férreo control.



La desconfianza por parte de la iglesia hacia la educación estatal se explicaría por espacios de poder puestos en juegos, puesto que la laicidad de la enseñanza puede resultar el comienzo de un proceso de laicización social, es una lucha por el poder para definir los procesos productos educativos conforme a intereses determinados.



En 1884 el Congreso aprobó la Ley 1420 Educación Común, Laica, Gratuita y Obligatoria. Se estableció un consejo escolar en cada distrito y en cada parroquia de la capital y un consejo nacional de educación.



No hubo una discusión frontal sobre el tema, se resto poder a la sociedad civil para elegir a los vocales y demás autoridades de los consejos, estos debían ser los nexos formales entre los ciudadanos y el sistema escolar. En el texto de la ley se abrió la posibilidad de subordinación a la burocracia y de un ejercicio centralizado del poder, la institución de la inspección fue el instrumento más importante para lograr ese objetivo. La ley reconoce la importancia de las sociedades populares de educación y las bibliotecas populares y aconseja promoverlas, pero como organismo complementarios.



La enseñanza media como nivel integral carecía de legislación. Durante el periodo de la república conservadora se sancionaron la ley de educación primaria y la ley universitaria. Con la secundaria hubo solamente una ley: la 934 del año 1878.



Dentro de ley 1420 de educación común en la capital, colonias y territorios nacionales destacamos como importantes:



· Aunque se impone el principio del estado educador el Articulo 8 pone de manifiesto ciertas limitaciones al respecto, tal que se implanta una laicidad de hecho cuando no de principio al prescribir dicho articulo que la enseñanza religiosa solo podrá ser dada en las escuelas publicas por los ministros autorizados de los diferentes cultos a los niños de su respectiva comunión y antes o después de las horas de clase.



· En el Artículo 13 se establece que deben consultarse prescripciones de higiene y que será obligatoria la inspección medica.



· La higiene, la vacunación y revacunación de los niños en periodos determinados.



· Según el articulo 17 los padres, tutores o encargados que no matriculen a los niños anualmente serán sancionados por multas establecidas en el articulo 44 inciso 8-







En 1885 el Congreso de la Nación sanciono la Ley Universitaria conocida como Ley Avellaneda que establecía una forma de autonomía universitaria, introducía el principio de la elección de las autoridades por parte de la comunidad universitaria. Establecía los órganos de gobierno que aun conforman la universidad, como la Asamblea Universitaria y el Consejo Superior. Entre 1875 y 1905 quedo organizado legalmente el Sistema Educativo Argentino.











1 comentario:

Valeria Castrillon dijo...

Excelente Blog. UN gusto leerla, y tenerla en la cátedra